Artículo

Empoderar a lad plantas mediante el control climático balanceado

Este artículo explica el importante papel de los balances energéticos en un invernadero y cómo podemos ayudar al cultivo y al invernadero a deshacerse de estas enormes cantidades de energía.

Publicado: octubre 30, 2019 Por: Peter van Weel Compartir?

Crops self-cooling strategies

El sol puede proporcionar 800 vatios por m2 dentro de un invernadero. Esa es una enorme cantidad de energía, especialmente considerando el tamaño total de los invernaderos de hoy en día. ¡Para un invernadero de 10 hectáreas, eso equivale a 80.000 kW! Sin embargo, sólo el 2% es convertido por el dosel de los cultivos para el crecimiento, el otro 98% abandonará el invernadero. En ese sentido, la producción de plantas no es muy eficiente en términos de energía.

Luz artificial

Lo que es cierto para la luz solar también es cierto para la costosa luz artificial, sin embargo, las lámparas aportan menos energía al invernadero. Por ejemplo, para producir 200 μmol/m²-s, las lámparas de sodio de alta presión aportan 114 W/m2 de energía, mientras que las lámparas LED aportan 74 W/m2. Cuando las instalaciones LED se enfrían con agua, esta energía se reduce a 48 W/m2. ¿Qué consecuencias tiene esto para el cultivo y el invernadero cuando la mayor parte de esta energía debe ser liberada de nuevo? Este artículo explica el importante papel de los balances energéticos en un invernadero y cómo podemos ayudar al cultivo y al invernadero a deshacerse de estas enormes cantidades de energía.

¿Qué es el balance energético?

La producción de invernadero está ligada a las reglas de la física, y una de las reglas más importantes es que la energía nunca “desaparece” sino que se transforma en diferentes tipos de energía. En un invernadero, la entrada y la salida de energía están siempre en equilibrio. (Para más información, consulte el primer artículo de esta serie en Greenhouse Canadá, Mar/Abr 2019). La cantidad de energía absorbida por la planta es menor que la energía que entra en el invernadero, ya que parte de la radiación es reflejada. La planta puede controlar en realidad ese reflejo girando sus hojas o cambiando el brillo de la hoja. La cantidad de energía absorbida por el dosel puede medirse con un dispositivo conocido como radiómetro neto. Mide la energía lumínica que ha entrado en el invernadero en los rangos visible e infrarrojo (calor), y luego resta la energía reflejada por el dosel. La medición resultante es la energía absorbida que debe ser transformada por la planta para igualar el balance energético. Por lo tanto, la planta tiene que mantener su propio balance energético.

¿Quiere leer el artículo completo? Deje su dirección de correo electrónico a continuación y descargue el artículo.

Descargar este artículo

Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico y recibirá toda la Historia de usuario

Otros artículos de interés
Artículo

Empoderar plantas mediante un riego bien equilibrado

Publicado: Greenhouse Canada, abril 2019

Artículo

Empoderar a las plantas mediante una ventilación bien balanceada

Publicado: Greenhouse Canada, Junio 2019