Historia de usuario

Van Marrewijk Tomaten

“Mejorar nuestro enfoque de la iluminación puede mantener el clima del invernadero más constante”.

La iluminación artificial no suele ser el primer aspecto en el que piensan los cultivadores cuando aplican los principios de Empoderamiento de las Plantas. Pero, como ha descubierto este productor holandés de tomates, la estrategia de iluminación puede tener un valioso impacto en el clima del invernadero y, por tanto, en el equilibrio de las plantas.

Van Marrewijk Tomaten es una empresa familiar que ha crecido y se ha expandido a lo largo de las generaciones. En la actualidad, su propietario, Jan van Marrewijk, cuenta con unas instalaciones de invernadero de 19.4 hectáreas para la producción de tomates de alta calidad durante todo el año en la localidad holandesa de Dinteloord. De cara a la siguiente generación, tres de los hijos de Jan ya están involucrados en el negocio, incluido el productor Lars van Marrewijk, que está allí desde 2015.

Lars fue a la escuela de agricultura cuando era más joven y ahora está cursando un título a tiempo parcial en gestión de invernaderos en la Universidad de Ciencias Aplicadas de InHolland. “Ya tengo mucha experiencia práctica, así que esta es la forma ideal de llevar mis conocimientos teóricos al mismo nivel”, dice Lars. “El libro The Plant Empowerment es una gran parte de la literatura que tenemos que estudiar”.

Un largo linaje de cultivadores

Al provenir de un linaje de horticultores y haber aprendido tanto en el trabajo, Lars cree firmemente que un cultivador necesita lo que él describe como “fingerspitzengefühl” o intuición: “Creo que es muy importante pasear por el invernadero para ver y sentir los cultivos por uno mismo. Los datos nunca podrán reemplazar por completo eso, pero tus instintos a veces pueden estar equivocados, así que definitivamente pueden añadir algo”, afirma.

En este contexto, la relación de la empresa con Hortilux, uno de los socios de implementación del Empoderamiento de las Plantas, es un buen ejemplo de cómo están utilizando cada vez más los datos en Van Marrewijk. “El punto de partida se produjo hace unos tres años, cuando Van Marrewijk nos compró un sistema de iluminación de sodio de alta presión (HPS) en 2018”, recuerda Hans de Vries, consultor en Hortilux. “Desde entonces, les hemos ayudado a hacer un uso óptimo de la luz artificial de varias maneras diferentes, muchas de las cuales están relacionadas con el Empoderamiento de las Plantas”.

La importancia de los datos correctos

Según Hans, los datos son la clave para conseguir una horticultura sostenible a través del Empoderamiento de las Plantas: “Pero los datos precisos no pueden darse por sentados, por lo que es importante asegurarse de que se recogen los datos correctos de la forma adecuada. Por ejemplo, en Van Marrewijk comprobamos que el sensor de radiación fotosintética activa o “PAR” estaba instalado en el lugar adecuado del invernadero y que medía lo correcto. Se trata de obtener una visión completa y fiable de todos los aspectos del clima y del cultivo, y la luz es una parte esencial”.

“Por ejemplo, cuando intentas calcular la cantidad de PAR (radiación fotosintética activa) que necesita una planta, los datos de HortiSense, la plataforma de monitorización de Hortilux, te dan una idea de la situación actual como información adicional para la toma de decisiones”, comenta Lars. “Y lo que me gusta de la relación con Hortilux es que nos complementamos, porque nosotros somos expertos en tomates y ellos en luz. Son grandes compañeros de batalla que nos ayudan a tener una visión crítica de si estamos haciendo un uso óptimo de la luz. También nos aconsejan sobre cómo la mejora de nuestro enfoque de la iluminación artificial puede mantener el clima del invernadero más constante para lograr un mejor rendimiento”.

A la hora de medir la luz generada por las lámparas HPS en la parte superior del cultivo, las plantas estaban demasiado cerca de los artefactos como para utilizar un sensor PAR debajo de las lámparas de luz superior. “Así que asesoramos al productor sobre el mejor método para calcular el nivel de luz basándonos en una medición diagnóstica en el terreno. De este modo, los datos siguen siendo fiables para su uso en el resto de la estrategia de cultivo”, añade Hans.

Mejorar la fotosíntesis

Continúa: “Los datos revelaron que los valores de CO2 en el invernadero Van Marrewijk caían a veces por debajo de un determinado nivel que limitaba la fotosíntesis. Esto está relacionado con la forma en que la planta utiliza la luz que recibe, así que trabajamos con el productor para analizar la estrategia de iluminación en relación con el CO2 e hicimos algunos ajustes. Al mantener un mejor equilibrio entre la luz artificial y el CO2 durante la noche, pudimos mejorar la situación”.

El clima en una perspectiva más amplia

Un enfoque basado en el Empoderamiento de las Plantas gira en torno a la adopción de una perspectiva más amplia para considerar todos los aspectos que pueden tener un impacto en el clima y, por lo tanto, en la salud de las plantas y, para Hortilux, eso incluye el suministro de energía. “Antes de que comenzara la temporada de iluminación, nos dimos cuenta de que algunas lámparas estaban fallando más rápido de lo normal”, dice Lars. “No queríamos tener que seguir gastando dinero en sustituirlas, por supuesto, pero sobre todo queríamos tener la certeza de que las lámparas seguirían funcionando como se esperaba, ya que de lo contrario podría afectar a la calidad de nuestros tomates.” Hortilux examinó detenidamente el suministro eléctrico y descubrió que el voltaje era demasiado alto durante la iluminación, lo que hacía que las lámparas fallaran. “Hicimos que se ajustaran los transformadores para que el voltaje estuviera en el rango adecuado. También instalamos el sistema HortiSense para controlar continuamente la situación en tiempo real y enviar una notificación automática si la tensión o la corriente se desvían”, afirma Hans. “Si un problema eléctrico hace que algunas lámparas dejen de funcionar en mitad de la noche, el clima del invernadero dejará de ser homogéneo, tanto en términos de luz como de calor, y eso va completamente en contra de los principios de Empoderamiento de las Plantas, por lo que queremos evitarlo a toda costa.”

Planes futuros

En un proyecto de iluminación con vistas al futuro, actualmente están realizando un ensayo juntos en el invernadero Van Marrewijk para evaluar la relación fuente-sumidero en función de las diferencias en el Índice de Área Foliar (LAI por sus siglas en inglés): normal, medio y alto. “El objetivo es encontrar el LAI óptimo que logre el mejor equilibrio entre las partes de la planta que absorben la luz y producen asimilados (es decir, las hojas, que también se llaman fuentes) y las partes de la planta que atraen y almacenan los asimilados (principalmente los frutos, que también se llaman sumideros). La clave está en mantener un equilibrio de asimilados en la planta, lo que dará lugar a una planta fuerte, productiva y resistente. Deberíamos saber más sobre el impacto en la producción general para el verano. Este es un ejemplo interesante de cómo la iluminación artificial puede utilizarse para dirigir el equilibrio de asimilados que es, por supuesto, uno de los equilibrios clave en el Empoderamiento de las Plantas”, concluye Hans.